Loading Selected Work...
Menu

Jandévalo, Café Comercial y Coctelería Motet

Estos son los 3 últimos sitios de Madrid que he visitado en las últimas semanas, en las que tengo un poco abandonado este cuaderno gastronómico de bitácora… La falta de tiempo y el exceso de otras ocupaciones a veces hacen complicado llegar a todo lo que una quisiera…

Empezamos hablando con una nueva apertura en el madrileño barrio del Retiro (Calle Menéndez Pelayo, 27). Jandévalo nos remite a la comarca onubense de Andévalo y a los productos ibéricos del cerdo. Poseedores de una distribuidora de ibéricos, quieren convertirse en un sitio de referencia por sus buenas materias primas (gambas, langostinos, diferentes cortes de cerdo ibérico en fresco, jamón y otras chacinas), cocinadas de forma sencilla, y también por su buena bodega. Roberto y Juan, sus artífices, seguro que lo consiguen, porque además tienen ese don de gentes imprescindible en el sector de la hostelería.

El mítico Café Comercial de la glorieta de Bilbao abrió hace escasos dos meses sus puertas y ya registra notable afluencia de público a diario -sobre todo los fines de semana-, aunque la amplitud de sus salones permite acoger a una amplia clientela. Se han respetado todos los elementos que forman parte de Patrimonio, con lo que uno se siente como en casa -mantienen lámparas, espejos, columnas…-, y ahora no funciona sólo como cafetería -aunque sirven desayunos y meriendas-, sino también como restaurante, cuya gestión corre a cargo del Grupo El Escondite. Pepe Roch firma una carta muy castiza, donde no faltan los platos y raciones típicas -que también se pueden tomar en la barra- de nuestra gastronomía: croquetas, patatas bravas, callos, tigres, canelón de rabo de toro… varios pescados, varias carnes y algunos arroces.

Y para poner el broche final nos vamos de cócteles a una nueva dirección en el barrio de Las Letras. Motet abre sus puertas en en 30 de la calle Lope de Vega para ofrecer sus creaciones «de manufactura propia». Para ello la bartender Judith Walde utiliza una base de aguardientes gallegos de uva albariño, que macera con otros ingredientes, y con ella preprara diferentes cócteles, en un ambiente ideal para el after work o para también poder tomar destilados premium después de cenar.

Lima limón, un peruano clásico en barrio de El Retiro

La diversidad de la cocina peruana lleva años conquistando a nuestro país. Son numerosos los establecimientos ubicados en España especializados en tiraditos, ceviches, ajíes y pisco sour. Lima Limón es uno de ellos.

Ubicado en la madrileña calle Pío Baroja, a escasos minutos del Parque del Retiro, abrió sus puertas este restaurante familiar, que ofrece una cocina peruana tradicional. Les falla un servicio que, aunque amable, es de una lentitud considerable.

Menos mal que todo lo que probamos nos hizo olvidar la espera. Tienen buena mano en la cocina y esose refleja en platos clásicos del país andino como la causa limeña, el ceviche clásico –perfecto el marinado, con su ají, limón y cilantro-, o el pulpo al olivo –cortado finísimo, estupendo de cocción y con una cremosa salsa de aceitunas Kalamata-.De segundos, carnes o pescados. Nosotros optamos por el clásico ají de gallina, el lomo saltado –ambos acompañados de arroz blanco- y el seco de cordero, todos bastante ricos.

Si los riegas con un pisco sour, aciertas. Los preparan realmente buenos. Y si prefieres algo sin alcohol, aquí sirven algo muy peruano, que es la chicha morada, elaborada con maíz morado, piña y diferentes especias. Los postres también reflejan la gastronomía peruana mas tradicional con ejemplos como el dulcísimo suspiro de limeña o la tarta de 3 leches.

Un nuevo cóctel de Grand Marnier

Es uno de los eventos del verano: la fiesta que cada año celebra Grand Marnier para presentar un nuevo cóctel que se servirá en las mejores terrazas de nuestra geografía, coincidiendo con la puesta de sol.

 

 

Si el año pasado fue «el Grand Sunset», a base del famoso destilado francés y zumo de naranja, esta edición le toca el turno al «Grand Marnier Tonic», una original versión del gintonic servido en la ya clásica burbuja redonda de color rojo.

La presentación fue en la terraza del Hotel Ada Palace (C/Gran Vía, 2), una de las más espectaculares de Madrid por sus increíbles vistas y por ser punto de encuentro de la gente más guapa.

El cóctel nos gustó. La tónica le va muy bien a esta bebida que procede de mezclar los mejores cognacs franceses envejecidos en barricas de roble y aromatizados con naranjas caribeñas.

El «Grand Marnier Tonic» se servirá, entre otros lugares, en Le Cabrera Palacio de Linares, Seven&Six, Jardines de Sabatini, The Roof (Hotel ME), Fuse (Hotel Puerta de América), Ada Palace, Estado Puro Palacio de Tepa, ENE Kube. Castellana 8 o La Villana, todos ellos en Madrid. También en La Hacienda, Pamplona, o La Perla, en San Sebastián.

Además, desde Grand Marnier, nos proponen otros cócteles con jengibre, zumo de arándanos o hierbabuena.

La bolita roja de Grand Marnier

No es que yo sea muy aficionada al mundo del cóctel, aunque considero que preparar uno bueno es todo un arte. Y en este sentido, tenemos cada vez mejores ejemplos en nuestro país con unos barman estupendos que ponen en práctica las combinaciones más originales y creativas.

El otro día probé uno que me encantó, el «Grand Sunset», inspirado en el atardecer, hecho a partir de Grand Marnier, ese rico licor francés hecho a base de diferentes tipos de cognac y aromatizado con naranja. Además del mágico lugar donde se presentó -la terraza del Hotel Jardines de Sabatini-, nos gustó mucho. Lleva Grand Marnier Cordon Rouge, zumo de naranja recién exprimido, soda, abundante hielo y unas gotitas de limón. Y lo más original es su presentación, pues viene servido en una original burbuja roja de plástico ¡ideal!

Me cuentan que este cóctel puede disfrutarse durante todo el verano en más de 50 terrazas de nuestra geografía. En lugares como Le Cabrera-Casa de América, el Círculo de Bellas Artes y el Zero3, en Madrid; John Duck y la coctelería Torre Rosa, en Barcelona; el Hotel Molina Lario y el Café Negro, en Málaga; la terraza Barqueta, en Sevilla, o La Cristalería en el gaditano Puerto de Santa María.

Cócteles en Arola Lounge

Uno de los sitios de cócteles que más ha trascendido en los últimos tiempos dentro del panorama madrileño es, sin duda alguna ese fabuloso Le Cabrera (c/ Barbara de Braganza, ) con el argentino Diego al frente, después de popularizar la coctelería del restaurante de Sergi Arola (por cierto que acaba de inaugurar sucursal en la Casa de América y tenemos pendiente visitarlo).

 

Cuando Diego se fue -también de la mano de Sergi- a inaugurar Le Cabrera, se vivieron momentos de incertidumbre en la barra del restaurante del catalán… hasta que llegó un joven madrileño de 29 años, de nombre Fran Camino, del que no habíamos oído hablar hasta ahora.

Le conocimos hace poco y nos cautivó con sus perfectas maneras de barman… y sobre todo con su don de palabra y su conocimiento sobre el mundo de la mixología. Mas cuando nos confesó su formación autodidacta, sin haber pasado por ninguna escuela, haber ejercido 18 años como camarero y trabajado preparando cócteles en un sitio llamado El Latigazo, ubicado en Aravaca, que no era ningún referente en el sector. Su empeño y su tesón hicieron que Sara Fort -directora del restaurante y pareja de Arola- le confiara la responsabilidad de llevar la coctelería y ¡menudo acierto!

Fran disfruta de su trabajo y eso se lo transmite al cliente. Nos cuenta que desde su llegada ha intentado hacer algo diferente, especialmente para distinguirse de la exitosa «fórmula Le Cabrera», seguir otro camino y tener su propia personalidad.

Tiene la carta de Arola Gastro unos 40 cócteles, divididos en los apartados de «selección Gastro», «de luxe», «sin alcohol», «picantes» y «exóticos». Además, se adaptan a los gustos de la clientela y, según el día, se atreve con otras innovaciones.

Cuida mucho las presentaciones y utiliza un vaso o una copa distintos dependiendo de la receta. Nos dice que lo que busca es «sobre todo, provocar sensaciones» y «personalizar cócteles que ya existen». Para ello hace sus propios purés de fruta e incorpora alguna de las últimas técnicas, como la esferificación, el nitrógeno líquido o los famosos aires, tomadas de la cocina de Adrià para la coctelería.
Los precios de los cócteles oscilan entre los 9€ que cuestan los que no llevan alcohol hasta los 13€ que vale el cóctel más caro.
Nosotros tomamos un «Basil Caush», con Ginebra, albahaca, zumo de Lima, te negro, licor de alcachofa y manzana. Demasiado amargo, claro que solo le advertimos a Fran de nuestra escasa querencia por lo excesivamente dulce. Aún así, la combinación nos pareció original. También probamos un curioso «Pisco punch», con Pisco, clavo, zumo de piña, naranja y champán y un «cóctel de postre, sin nombre» (me podía haber postulado para que lo bautizara con el mío) a base de Ginebra, licor de flor de Saúco, tónica clásica y tónica sabor limón… Perfecto como final.

Incluso, tuvimos ocasión de empapar los cócteles con algunos de los bocados que aquí se pueden degustar: sardinas marinadas con aceite de oliva (corroboramos por qué es uno de los productos fetiche de Arola) (10€); un tartar de solomillo con jugo de piquillos (que nos pareció un poco soso) (15€); unas magníficas espardenyas con ajo y perejil (35€); un Carpaccio de boletos con piñones y bouquet de hojas silvestres (10€); unas gambas al ajillo tamaño mini pero muy ricas de sabor (15€); las clásicas bravas de Sergi (9€) y las también archiconocidas coca pizzas (entre 8 y 12€).

Si, efectivamente, como dicen «la coctelería es una mezcla de proporciones», en la barra de Arola Gastro todo está muy bien proporcionado y de ello se encarga Fran Camino. Id a visitarle y dejaos aconsejar.

Tapas y cócteles en Fuse Marmo Bar

Después de unos días sin dar señales de vida (Granada y Fuerteventura me lo han impedido. Ya daré buena cuenta de ello en estas páginas), aquí estoy de nuevo para hablar de la propuesta del Hotel Puerta de América en su Fuse Marmo Bar.
El cocinero José Luis Estevan -responsable de toda la gastronomía del colorido hotel, ubicado en la madrileña avenida de América- ha diseñado una serie de tapas para acompañar los cócteles creados por el barman Víctor García.
Ayer estuvimos probándolos todos (bueno, casí porque yo llegué tarde y me perdí los dos primeros: el Gazpacho Andaluz, con el Cucumber Fizz y los Lomos de Sardinas, con el Golpe Cítrico), pero disfruté de todo el resto y me pareció una propuesta de lo más original y atrevida -sobre todo en lo que respecta a los cócteles. Víctor arriesga, ¡y con qué acierto!-.
Las tapas no desentonan en absoluto y están muy ricas. Hay algunas mejores que otras y son una opción muy recomendable para una cena diferente, que se sirve a partir de las 19 horas. Los precios oscilan entre los 3,20€ y los 4,60€ por tapa, a las que si sumas un cóctel, hay que añadirle 12 euros más. En breve, dispondrán de menús especiales. Además existe una opción que se denomina «Cóctel Box», que incluye 5 cócteles en miniatura con 5 tapas degustación.
A mi me sorprendió la minihamburguesa de solomillo con tomate, vainilla y rúcula armonizada con un «BBQ Martini», con ginebra, salsa barbacoa, zumo de limón, sal, pimienta, salsas tabasco, lea & perrins y zumo de tomate (las dos primeras fotos de arriba a la izquierda). Y me encantaron dos de las propuestas: el falso suflé de huevos rotos con jamón ibérico (muy delicado pero con mucho sabor a la vez) que va con el cóctel «Burbujas de verano», con ginebra, licor de uvas y su carpaccio, zumo de limón y champagne brut (Ambos en la foto de abajo). ¡Ah, y tienen hasta postres! Os adjunto -arriba, a la derecha- las fotos de uno de ellos: El arroz con leche de coco y mango maridado con el cóctel «Apasionado», compuesto por ginebra, fruta de la pasión y su caramelo y zumos de frutas.
Por cierto que a finales de mayo, se estrena la temporada de terrazas de verano de FUSE, con sus diferentes espacios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies