Loading Selected Work...
Menu

Sacher como en Viena

Me gusta mucho hacer tartas pero no tanto comerlas. La Sacher es de mis favoritas. Ya escribí mi receta en este blog hace mucho tiempo. Ahora rescato la que nos enviaron Isabel Maestre y Marta Cárdenas, del Catering Isabel Maestre (http://www.isabelmaestre.com/), en su felicitación de Navidad. La próxima tarta que haga, será esta, sin duda. ¡Y a endulzarnos la existencia, que falta nos hace!

Ingredientes: 160 gramos de chocolate negro; 135 gramos de mantequilla a temperatura ambiente; 60 gramos de azúcar en polvo; 6 huevos; 110 gramos de azúcar blanquilla; 140 gramos de harina y 200 gramos de mermelada de albaricoque
Para el glaseado de chocolate: 250 gramos de azúcar; 90 gramos de agua y 175 gramos de chocolate negro

Lo primero que haremos será pasar la mermelada por un tamiz para que quede más fina.

Para el bizcocho, fundiremos el chocolate al baño maría. Ahora iremos incorporando, sucesivamente y batiendo con una varilla, la mantequilla, el azúcar en polvo y las 6 yemas, una a una.

Montamos las 6 claras de huevo a punto de nieve con el azúcar blanquilla y la mitad las añadimos a la mezcla anterior. Mezclamos bien y con movimientos suaves para incorporar la otra mitad y la harina pasada por un tamiz.

Untamos un molde redondo con mantequilla y volcamos la mezcla. Horneamos durante 45 minutos a 175ºC. Es conveniente que tengamos el horno previamente calentado.

Desmoldamos y cubrimos nuestro bizcocho con la mermelada de albaricoque. Ponemos al baño maría todos los ingredientes del glaseado de chocolate hasta que se deshagan el azúcar y el chocolate. Cubrimos el bizcocho con el resultado. ¡Y lista!

Tarta Sacher

Hoy os voy a dar una receta dedicada a mi amigo Pablo, apasionado de esta tarta de origen vienés, que está para chuparse los dedos. Esta es la tarta Sacher.

Ingredientes para el bizcocho:
4 huevos, 90 gramos de mantequilla, 75 gramos de azúcar glass, 90 gramos de cobertura de chocolate, 100 gramos de azúcar, 90 gramos de harina y 5 gramos de levadura en polvo.

Precalentar el horno a 175ºC.

Derretir ligeramente la mantequilla dejándola cremosa. Añadir el azúcar glass e incorporar el chocolate fundido. Agregar las yemas, de una en una y mezclar bien el conjunto.

Montar las claras a punto de nieve con los otros 100 gramos de azúcar. Incorporarlas a la mezcla anterior con mucho cuidado y agregar la harina y la levadura tamizada. Engrasar y enharinar un molde y volcar la mezcla. Hornear unos 30 minutos a 175ºC

Ingredientes para la cobertura:
2 cucharadas soperas de leche; 50 gramos de azúcar glass, 40 gramos de mantequilla y 250 gramos de cobertura de chocolate

En un cazo calentar las dos cucharadas soperas de leche con el azúcar glas. Retirar del fuego y añadir el chocolate troceado y la mantequilla. Mezclar bien hasta que el chocolate se deshaga del todo.
Final:
Cortar el bizcocho en dos y rellenar con mermelada de albaricoque. Cubrir con la salsa de chocolate y dejar enfriar.

Bizcocho de almendra aromatizado

Ayer probé a hacer este bizcocho que me inventé sobre la marcha y me gustó mucho el resultado. Os invito a que lo hagáis. Es muy rápido y es magnífico para desayunar o para tomar con un café a media tarde.

Ingredientes:
1 taza y media de harina de repostería; 1 taza y media de almendras molidas; 2 tazas de azúcar; 1 taza de mantequilla; 3 huevos; el zumo de una naranja; ralladura de naranja; ralladura de limón; 1 cucharada de levadura en polvo; azúcar en polvo y un poco de mantequilla o aceite para engrasar el molde

Empezáis separando las yemas de las claras de los huevos. Batís las yemas con el azúcar en un bol. Añadís la harina y la levadura tamizadas. Incorporáis la taza de mantequilla derretida, el zumo de naranja y las ralladuras. Mezcláis todo muy bien mezclado.

Ponéis las claras a punto de nieve y se las echáis a la mezcla anterior mezclando con movimientos envolventes para que luego la masa quede esponjosa. Cuando estén bien integradas, volcáis esta masa sobre un molde engrasado con un poco de mantequilla o aceite. Hornead unos 45 minutos a 180ºC en un horno precalentado previamente. Y…. ¡voilá, ya lo tenemos!

Bizcocho fácil de limón

Ahí va una receta para hacer un bizcocho ideal para desayunar o para tomar con un té o un café a media tarde.

Para este bizcocho de limón se necesita:

1 yogur de limón; el contenido de 1 vasito de yogur lleno de aceite de oliva; el contenido de 2 vasitos de yogur llenos de azúcar; el contenido de 3 vasitos de yogur llenos de harina; 2 huevos; 1 sobre de levadura en polvo; el zumo de medio limón; la ralladura de un limón; azúcar en polvo y un poco de mantequilla

Separamos las claras de las yemas y batimos éstas últimas con el azúcar hasta que la mezcla se quede blanquecina. A parte, montamos a punto de nieve las claras. En un bol incorporamos el yogur, la harina tamizada, el aceite y la levadura. Agregamos el zumo de limón y la mezcla de yemas y azúcar. Incorporamos la ralladura de limón. Añadimos las claras montadas a punto de nieve con movimientos envolventes para que la mezcla no se baje y quede esponjosa.

Engrasamos un molde con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina por toda la superficie. Volcamos la masa y horneamos entre 30 y 40 minutos a 180ºC.

Desmoldamos, dejamos enfriar un poco y espolvoreamos con azúcar en polvo.

Pannacotta con distintos acompañamientos

Es un postre un tanto calórico pero se puede tomar de vez en cuando. La pannacotta es un flan de nata de origen italiano, de la región de Piamonte, que está buenísimo.

Para la pannacotta vamos a necesitar: 1/2 litro de leche; 1/2 litro de nata líquida; 150 gramos de azúcar; 1 vaina de vainilla y 6 hojas de gelatina, ¡nada más!

Luego yo os propongo varios acompañamientos:
Mermelada de naranja amarga; un chorrito de agua y unas gotitas de cointreâu
Frutos rojos; zumo de un limón; 50 gramos de azúcar en polvo
Melocotón en almíbar y unas hojas de menta

¡Vamos con nuestra pannacotta! Hay que echar la leche y la nata en un cazo y ponerlo al fuego. Se añade el azúcar. Se abre la vaina de vainilla, se raspan las semillas y se echan en la mezcla junto a la vaina. Se hierve todo el conjunto. Se retira del fuego. Hay que incorporar las hojas de gelatina remojadas en agua previamente y escurridas para que se deshagan bien.

Esta mezcla échala en un molde grande de flan o en moldes individuales y lo metes en el frigorífico hasta que adquiera consistencia de flan.
El acompañamiento lo puedes elegir:
El de naranja: mezclar la mermelada con unas gotas de agua y unas gotas de cointreâu.
El de frutos rojos: triturar los frutos rojos con el azúcar y el zumo de limón y colarlo.
El de melocotón: triturar el melocotón con el almíbar y añadir unas hojitas de menta picadas.

Leche merengada

En mi casa, de siempre, se ha tomado el blanco y negro. La receta más ortodoxa se hace con granizado de café y nata o leche merengada. Ésta última la hemos comprado muchas veces pues la hay de varias marcas bastante buena (muy recomendable la que venden en la Horchatería Alboraya, de la madrileña calle Príncipe de Vergara). Algunas veces la hemos hecho y queda bastante buena.

Esta es nuestra receta. Se necesita: 1 litro de leche;  4 claras de huevo; 1 cáscara de limón; 250 gramos de azúcar; 1 vaina de vainilla; 1 rama de canela; canela en polvo para decorar.

La elaboración es muy simple. Tienes que poner a hervir en un cazo la leche con 200 gramos de azúcar, la vaina de vainilla abierta para que suelte toda la semilla, la cáscara de limón y la rama de canela. Dejas que hierva con cuidado de que no se salga. Retiras del fuego y lo dejas enfriar.

A parte, montas las claras a punto de nieve con el resto del azúcar y las mezclas con la leche ya fría -a la que tienes que retirar la vainilla, la cáscara de limón y el palito de canela-. Hazlo con una varilla y con movimientos envolventes. Lo guardas en el congelador y de vez en cuando lo sacas y lo remueves para que no se formen cristales de hielo.

La puedes tomar sola con canela en polvo o, como en mi casa, acompañada con café solo frío. ¡Es una perdición!

Mi receta de brownie

El brownie es un  postre típico americano compuesto por un bizcocho de chocolate con nueces, salsa de chocolate caliente y helado de vainilla. Lo sirven en un montón de restaurantes, con resultados bastante desiguales. Así que ahí va mi versión hecha en casa y os garantizo que está buenísima.

Los ingredientes que necesitamos son los siguientes: 70 gramos de harina de repostería; nueces de Macadamia (las redonditas); 4 huevos; 200 gramos de mantequilla; 300 gramos de chocolate para postres (150 para el bizcocho y el resto para la salsa); 200 gramos de azúcar y una pizca de azúcar avainillada; un chorrito de leche para derretir el chocolate y helado de vainilla para acompañar

Hay que poner a derretir la mitad del chocolate con la mantequilla. Lo podéis hacer al baño maría o en el microondas, con cuidado de no quemarlo. ¡Es muy delicado! Si lo derretís en el micro hacedlo de poco en poco tiempo y así os saldrá perfecto.

Ahota tenéis que separar las claras de las yemas y montar el azúcar con las yemas. Cuando la mezcla esté blanquecina, incorporad la harina tamizada (esto es, pasada por un colador, para que el resultado sea más esponjoso) y una pizca de azúcar avainillada. Mezclad con el chocolate derretido. Ahora tenéis que añadir las nueces.

Montad las claras a punto de nieve y se las incorporáis a la mezcla anterior con cuidado.

Engrasad un molde con un poco de mantequilla y volcad todo el preparado anterior. Horneadlo entre 20 y 30 minutos a 180 grados en el horno precalentado con anterioridad.

Cuando queden pocos minutos para terminar de hornear, es el momento de fundir el resto del chocolate con el poquito de leche.

Servís por persona un pedazo de brownie con un poco de salsa de chocolate caliente y una bolita de helado de vainilla. ¡¡¡¡Mmmmmm!!!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies