Loading Selected Work...
Menu

Pasta con anchoas, aceitunas y alcaparras

Hoy me viene a la mente esta receta que hace tiempo que no hago y que esta noche mismo recupero porque está riquísima y está tirada de hacer. Los ingredientes seguro que los tenemos en casa, así que no hay que ir ni a comprar.

Vamos a necesitar: tallarines (calcular la cantidad que vayáis a comer cada uno. Vale cualquier otro tipo de pasta, pero a mí me encanta como quedan con ésta); 1 diente de ajo; 1 cebolla; 100 gramos de alcaparras; 1 lata de anchoas (sin pelos, por favor); 100 gramos de aceitunas negras sin hueso; 1 botecito de tomate natural triturado; aceite de oliva; albahaca y sal

Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo con sal.

Picamos la cebolla y el ajo y los rehogamos con un poco de aceite; le añadimos el tomate y lo cocinamos. Agregamos las anchoas troceadas. No hace falta que añadamos sal, aunque probadlo por si os parece que necesita. Pasamos todo por la batidora.

Picamos las aceitunas, se las agregamos a la salsa, junto a las alcaparras (podríamos echarlas antes y triturarlo todo, pero a mi me gusta encontrarme los trocitos en la salsa). Condimentamos con un poco de albahaca picada -mejor si es fresca, pero si sólo tenéis seca, también nos vale-.

Mezclar la pasta cocida que habremos escurrido con esta salsa. ¡Y a disfrutar!

Mejillones con puerros en salsa de mostaza

Me fascinan los moluscos de concha: berberechos, almejas, mejillones, zamburiñas, vieiras (ayer nos comimos unas espectaculares traídas por nuestro amigo Santi desde Galicia: al horno, con vino blanco, pan rallado y sal de ajo… Increíbles)… algo menos las ostras…

Así que hoy, voy a contaros cómo preparo yo los mejillones con puerros y salsa de mostaza. A mi los que me gustan son los de tamaño mas pequeño, pero para gustos… Me parecen mas finos, aunque hay quien no se rinde ante los de un tamaño mucho mayor. Lo importante es que sean buenos y, además, no es un producto caro.

Vamos a necesitar: medio kilo de mejillones bien limpios con sus conchas; 2 puerros; 1 vasito de vino blanco; 1/2 vasito de nata; mostaza buena; aceite de oliva virgen extra; vinagre: mantequilla; sal; pimienta; perjil o cebollino picados.

Es tan sencillo como empezar cociendo los mejillones al vapor. Los reservamos. Le quitamos una de las dos conchas, para que sean más fáciles de comer.

Picamos el puerro limpio y lo rehogamos en una cazuela con aceite de oliva. Añadimos 4 ó 5 cucharadas de mostaza, el vino y la nata. Salpimentamos y lo dejamos cocinar unos 15 minutos.

Incorporamos los mejillones, mezclamos bien con la salsa y espolvoreamos cebollino o perejil picados. ¡A disfrutar!

Ensalada variada con mayonesa de mango

Hace tiempo que no subo ninguna receta, así que ahí va una ensalada especialmente indicada para estos calores veraniegos que nos tienen asfixiados en la capital. Como le podemos añadir pollo o pavo, puede convertirse en un plato único estupendo.

Se trata de una Ensalada variada con mayonesa de mango y los ingredientes que necesitamos son: 1 bolsa de lechugas variadas; 1 latita de maíz; 10-12 tomatitos cherry; 2 huevos duros; 2 cebolletas y 2 pechugas de pollo o pavo. Para la mayonesa de mango: 1 huevo; 1/2 mango; aceite de girasol; vinagre y sal.

Empezamos preparando la mayonesa. Batimos el huevo y le vamos añadiendo el aceite en forma de chorro fino. Cuando empiece a espesar le agregamos el mango pelado y troceado, sin dejar de batir. Sazonamos ligeramente, le añadimos unas gotitas de vinagre y ¡listo!

Cocinamos a la plancha, con unas gotas de aceite, la carne cortada en tiras y salpimentamos.

Cortamos la cebolleta en tiras, los tomatitos por la mitad y los huevos en cuartos.

Mezclamos las lechugas con todos los ingredientes anteriores y el maíz y aliñamos con la mayonesa.

¡Espero que os guste!

Recetario de aguacate hass

Ma acaba de llegar un pequeño recetario del aguacate hass, la variedad  más abundante en los mercados, que es cremosa, de color verde y con una piel rugosa que se vuelve casi negra. Chile es uno de los principales productores de este fruto.

El recetario, confeccionado por la Escuela de Hostelería CETT de Barcelona, forma parte de una campaña para promocionar el consumo de aguacate, que tiene innumerables propiedades saludables. Es un fruto de alto valor nutritivo. Contiene todas las vitaminas presentes en el reino vegetal (vitaminas A, C, D, E, K y complejo B) y contribuye a combatir las complicaciones cardiovasculares y el cáncer, por la calidad de sus grasas. También contiene beta sitosterol, un estenol de planta natural que ayuda a mantener niveles de colesterol saludables.

Pero, además, el aguacate a mi me encanta por su sabor, su textura y las muchas recetas que se pueden preparar con él. Yo lo utilizo mucho para hacer guacamole, tartar de salmón y de atún o cóctel de marisco. Revisando el mencionado recetario rescato una receta que me ha llamado especialmente la atención y que pondré en práctica en breve, con algunas simplificaciones: Empanadillas de aguacate, verduras y gambas.

Ingredientes: 1 aguacate; 8 obleas de empanadilla; aceite de girasol y aceite de oliva; 1 cebolla; dos dientes de ajo; un trozo de pimiento rojo y un trozo de pimiento verde; 1 tomate; 150 gramos de gambas; sal; un vasito de vino blanco; 1 guindilla; salsa de tomate; 1 vaso de caldo de pescado; un chorrito de brandy y cebollino picado

Pelamos las gambas y reservamos las cáscaras y las cabezas. Picamos los cuerpos.

Hacemos un sofrito con media cebolla picada, el ajo, los pimientos y el tomate. Añadimos el vino blanco y dejamos que reduzca.

En una sartén, salteamos las gambas picadas con otro poco de ajo y la guindilla. Mezclamos con las verduras, enfriamos y añadimos el aguacate pelado y cortado en dados.

Rellenamos las obleas de empanadilla con la mezcla anterior y cerramos con ayuda de un tenedor.

La salsa la haremos tostando las cabezas y las cáscaras de las gambas con aceite de oliva y la otra media cebolla. Añadimos el brandy y dejamos que se evapore. Añadimos la salsa de tomate, cocemos unos minutos y agregamos el caldo de pescado. Dejamos reducir, triruramos y colamos.

Servir las empanadillas con la salsa y cebollino picado.

Crema de lechuga

No había vuelto a comerla y nunca la había cocinado. Tenía tan buen recuerdo de la que nos preparó hace tiempo la madre de una de mis mejores amigas, que me parecía difícil superarla. Pero el otro día rescaté de mi memoria esa Crema de lechuga y me puse manos a la obra.

Para 4 personas utilicé: Una lechuga (valen casi todas, menos la iceberg); 1/2 kilo de patatas; 1 cebolleta; 50 gramos de mantequilla; aceite de oliva virgen extra; 1 litro de caldo de verduras (mejor si es natural. Si no, agua y una pastilla de concentrado de buena calidad nos valdrán); 1 vasito de nata líquida; sal; pimienta y picatostes para decorar

Lavamos bien y troceamos la lechuga -yo evito al máximo las partes blancas y me quedo solo con las hojas-. Pelamos la patata y la cebolleta y las troceamos también. Rehogamos un poco las tres cosas en una sartén con la mantequilla y un chorro de aceite. Salpimentamos ligeramente porque el caldo ya lleva su porcentaje correspondiente de sal.

Ponemos a hervir el caldo o el agua con la pastilla y echamos las verduras. Estarán listas cuando la patata quede blandita. Agregamos la nata y trituramos bien.

Servimos nuestra crema con daditos de pan de molde fritos. ¡Espero que os guste!

Lasaña de queso de cabra, pimientos y espinacas

Ahí va una receta para hacer una lasaña diferente a la clásica rellena de carne picada o verduras -mi preferida-. Está deliciosa y es un triunfo seguro cuando tienes invitados en casa.

Necesitamos, para 4 personas: 20 placas de lasaña; 1 cebolla; 300 gramos de espinacas; 150 gramos de pimientos del piquillo en conserva; 1 calabacín; 2 tomates maduros grandes; 1 trozo de rulo de queso de cabra; 1 vaso de leche; Aceite de oliva; Sal y Orégano.

¡Vamos allá! Poner a cocer dos cazos con agua y sal; en uno incorporar la pasta y en el otro las espinacas. Hervir, escurrir y reservar.

Pelar y picar la cebolla y el tomate. Trocear los pimientos en tiras finas.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, saltear la cebolla y cuando lleve 2-3 minutos, incorporar el calabacín y terminar añadiendo el tomate. Rehogar todo hasta que esté blandito. Añadir las espinacas y las tiras de pimiento.

Quitar la corteza del queso de cabra, trocearlo y echarlo en un cazo al fuego. Incorporar, poco a poco, la leche y disolver el queso con una varilla hasta obtener una cremita ligera. Aromatizar con un poco de orégano picado.

Secar la pasta y en una fuente de horno ir colocando capas de pasta y capas del relleno. Cubrir con la salsa de queso y meter en el horno a gratinar hasta que quede doradito…

Tzatziki, receta griega con pepino español

Esta receta la probé en numerosos establecimientos hace dos veranos, cuando estuve en la isla griega de Santorini. Es un entrante muy fresquito, ideal para abrir boca, pero también se puede utilizar como salsa. Aprovechando cómo lo está pasando nuestro pepino español, le vamos a dedicar este plato, muy muy sencillo de preparar. Por cierto, el tzatziki le va estupendamente a los kebabs.

Vamos con los ingredientes: 4 pepinos españoles -ya sabéis, de los que tienen la piel rugosita, son gorditos y algo más rechonchos que los de otras latitudes-; 4 yogures griegos; 2 dientes de ajo; aceite de oliva virgen extra; menta fresca; sal y pimienta.

Es tan sencillo como pelar el pepino y rallarlo. Se pela y machaca el ajo en un mortero.

En un bol, se echan los yogures y se añade el pepino rallado y el ajo. Se aliña con aceite de oliva, sal y pimienta recién molida. Se termina añadiendo la menta fresca muy picada. Ideal para acompañar con unos palitos de pan o tostaditas.

Se puede hacer con batidora o con robot de cocina pero a mi me gusta la textura que queda haciéndola como indica esta receta.

Tomatitos rellenos en frío

El otro día preparé esta receta con ingredientes que tenía en la nevera. ¡Genial como entrante o aperitivo, muy fácil y muy fresquita!

Necesitamos: 1 tomate por persona -yo utilicé los de rama-; 150 gramos de surimi desmenuzado -se puede comprar así aunque es más caro que si compras los palitos y los desmenuzas tú-; 2 latas de atún al natural; 1 cebolleta; Mahonesa; Ketchup; 1 huevo cocido; 1 bolsa de lechuga

Cortar el tomate por la parte de arriba y reservar las «tapas». Vaciar los tomates de la pulpa con una cucharita y reservar.

Cortar en juliana la lechuga y ponerla en un bol. Añadir la pulpa del tomate troceada, el atún bien escurrido, el surimi, la cebolleta picada muy finita y el huevo duro cortado en daditos. Aliñar con mahonesa y ketchup al gusto y mezclar muy bien mezclado.

Rellenar los tomates con esta mezcla y ponerle su tapa correspondiente. Dejar enfriar un ratito en la nevera hasta el momento de servir. ¡Espero que os guste! Yo triunfé.

Receta de tikka de pollo

Ahí va una receta de tikka de pollo por si queréis hacer algo exótico y rápido cualquier día de estos. Es un plato para preparar de un día para otro, ideal cuando tengamos gente invitada a comer en casa y lo queramos hacer con antelación para poder sentarnos a la mesa.

Necesitamos: 1 kilo de filetes de pollo cortados en dados; 1 cebolla; 1 diente de ajo; 2 yogures naturales; jengibre en polvo; guindilla o chile en polvo; comino en polvo; massala (mezcla de especias habitual en la cocina india); unas ramitas de cilantro fresco o cilantro en polvo; aceite de sésamo; un chorrito de zumo de lima y sal. Arroz basmati como guarnición

Picar muy finamente la cebolla y el ajo. Echarlos en un bol grande y añadir el yogur, la guindilla o el chile, el massala, el comino y el cilantro -si es fresco, picado muy fino-. Exprimir un poco de zumo de lima y añadir un poco de sal. Mezclar todo bien, introducir el pollo y cubrirlo bien con la salsa. Taparlo y dejarlo macerar durante una noche entera.

Sacar el pollo de la marinada y cocinarlo a la plancha con un poco de aceite de sésamo -si no tenemos, se puede hacer con cualquier otro aceite que sea suave para que no le dé mucho sabor-. En la misma sartén del pollo, agregar la marinada y calentar.

Cocinar el arroz basmati, poniéndolo previamente en remojo. Echarlo en un cazo y cubrir con la misma cantidad de agua. Cocer unos 10 minutos con el recipiente tapado y dejarlo reposar otros 5 minutos sin quitarle la tapa.

Servir el pollo con la salsa y el arroz y decorar con unas ramitas de cilantro fresco. Si queremos nota, compraremos pan típico hindú -los naan- y lo pondremos como acompañamiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies