Loading Selected Work...
Menu

Cocinar con ajo negro

Llevamos ya un tiempo oyendo hablar del ajo negro (fue Adrià quien lo introdujo en nuestro país), aunque todavía no sea demasiado conocido. Es un ajo blanco, con el que se empezó a trabajar en Japón, que sufre un proceso de transformación, altera su color y se convierte en un producto de sabor y textura más suave, con el que se pueden cocinar infinidad de platos y que ya encontramos en varios comercios españoles (incluso hecho a partir de ajo nacional (www.ajo-negro.es; www.ajonegrodelaspedroneras.com)

Además, multiplica todas las virtudes nutricionales del ajo blanco, inmensa fuente de salud.

La bloguera Concha Bernad (www.cocinayaficiones.com) acaba de recopilar en un libro un recetario de 23 cocineros profesionales y 14 aficionados, representantes tanto de las tendencias más tradicionales como de las corrientes más vanguardistas.

Es una publicación editada en soporte digital aunque próximamente también habrá una versión en papel. Los beneficios obtenidos por su venta irán destinados a la Asociación «Mensajeros de la Paz», con el Padre Ángel a la cabeza.

En este «Cocinar con ajo negro», vamos a encontrar títulos tan sugerentes como el Mole de ajo negro con coliflor y maíz, de Rodrigo de la Calle; Ajoblanco de ajonegro, de Samantha Vallejo-Nájera; Corvina acompañada con ajo negro, de Andrea Tumbarello y platos de blogueros como  la Sopa fría de remolacha de ajo negro; Alioli negro con patatas confitadas o Supremas de pollo de las Landas con mahonesa de ajo negro, cuya autoría corresponde al actor y gastrónomo, Juan Echanove.

Convierte tu casa en un restaurante

Nada me gustaría mas que poder convertir mi casa en un restaurante…pero no uno al uso, claro, sino algo hecho a mi medida, con 2 mesas, un menú fijo elegido por mí misma con vinos que lo acompañen… Una idea que ya existe en varios países y en el nuestro propio y de la que, incluso, se han hecho algunos programas de televisión. De momento, no está entre mis planes pero como soñar no cuesta…

Y traigo esta idea a mi blog porque me acaba de llegar un libro titulado «65 ideas para convertir tu casa en un restaurante», firmado por Diana Frías y editado por Martínez Roca. La idea, según reza, la nota de prensa que lo acompaña es «convertir tu fiesta de cumpleaños, tu cena romántica o tu evento familiar en una velada de ensueño a la altura de los grandes restaurantes de lujo. No coincide exactamente con mi sueño… pero me parece interesante.

La venezolana Diana Frías, afincada en Madrid, ha viajado por todo el mundo y probado las diferentes gastronomías internacionales llegando a convertirse en una auténtica apasionada de la cocina.

En este recetario nos propone recetas saladas, recetas dulces, aderezos y salsas. Son 65 platos de cocina en miniatura, fáciles de preparar, para poder confeccionar el menú ideal según la ocasión. Recetas tan sugerentes como chupa-chups de foie y chocolate negro, dados de salmón con sésamo, crema de calabacín y espuma de queso, tartaletas de arándano azules y nueces de Macadamia, queso de cabra caramelizado con piñones o risotto de setas al tomillo.

Comida casera de mamá para los hijos expatriados

Una conocida marca de alimentación ha puesto en marcha una original iniciativa bautizada como «Fiambrera expréss». Con motivo del día de la madre, las progenitoras que tengan hijos viviendo en Europa podrán enviarles su plato favorito para que se sientan un poco más cerca de casa.

La Cocinera se hace cargo del material para el envío (caja isotérmica, acumuladores de frío, fiambrera hermética y los gastos de envío a cualquier punto de Europa-excepto Noruega y Suiza) en menos de 48 horas.

Hay que indentificarse, registrarse y contar por qué deberia ser mandada cada receta. Un jurado seleccionará las 100 respuestas más originales y tiernas para proceder al envío.
Sólo deben seguir las instrucciones y apuntarse en la web: http://www.nestle.es/lacocinera/fiambrera-express/comoparticipar.aspx

Sacher como en Viena

Me gusta mucho hacer tartas pero no tanto comerlas. La Sacher es de mis favoritas. Ya escribí mi receta en este blog hace mucho tiempo. Ahora rescato la que nos enviaron Isabel Maestre y Marta Cárdenas, del Catering Isabel Maestre (http://www.isabelmaestre.com/), en su felicitación de Navidad. La próxima tarta que haga, será esta, sin duda. ¡Y a endulzarnos la existencia, que falta nos hace!

Ingredientes: 160 gramos de chocolate negro; 135 gramos de mantequilla a temperatura ambiente; 60 gramos de azúcar en polvo; 6 huevos; 110 gramos de azúcar blanquilla; 140 gramos de harina y 200 gramos de mermelada de albaricoque
Para el glaseado de chocolate: 250 gramos de azúcar; 90 gramos de agua y 175 gramos de chocolate negro

Lo primero que haremos será pasar la mermelada por un tamiz para que quede más fina.

Para el bizcocho, fundiremos el chocolate al baño maría. Ahora iremos incorporando, sucesivamente y batiendo con una varilla, la mantequilla, el azúcar en polvo y las 6 yemas, una a una.

Montamos las 6 claras de huevo a punto de nieve con el azúcar blanquilla y la mitad las añadimos a la mezcla anterior. Mezclamos bien y con movimientos suaves para incorporar la otra mitad y la harina pasada por un tamiz.

Untamos un molde redondo con mantequilla y volcamos la mezcla. Horneamos durante 45 minutos a 175ºC. Es conveniente que tengamos el horno previamente calentado.

Desmoldamos y cubrimos nuestro bizcocho con la mermelada de albaricoque. Ponemos al baño maría todos los ingredientes del glaseado de chocolate hasta que se deshagan el azúcar y el chocolate. Cubrimos el bizcocho con el resultado. ¡Y lista!

Receta de pollo laqueado

Tengo tanto trabajo últimamente que casi no cocino, pero a raíz de haber estado comiendo en el restaurante chino Tsé Yang, se me ha venido a la cabeza una adaptación casera de la receta del pato laqueado. Se hace con pollo y no es que sea fiel fiel a la original pero está muy rica.

Los ingredientes que necesitamos son:

3 filetes de pechuga de pollo cortados en tiras muy finas; 2 cucharadas de miel; un chorro de salsa de soja; un poco de jengibre fresco rallado; Bastoncitos de pepino y de cebolleta

Para las crêpes u obleas: 2 claras de huevo; 50 gramos de harina de arroz; 100 cc de agua y un poco de sal

Para la salsa: 4 cucharadas de pasta de soja; 4 cucharadas de salsa china de ciruelas; 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de aceite de sésamo (Ingredientes que podéis comprar en cualquier tienda asiática)

Vamos con la elaboración: ponemos a macerar el pollo con la miel, la salsa de soja y el jengibre rallado. Hay que dejarlo por lo menos una hora. Mientras mezclamos los ingredientes de la salsa.

Ahora, batimos todos los elementos de las crêpes y las vamos cuajando en una sartén con una gotita de aceite -incluso, se pueden hacer en el horno-.

Sacamos el pollo de la marinada -cuyo líquido le incorporaremos a la salsa- y lo cocinaremos a la plancha  con un poco de aceite.

Lo ideal es poner en una fuente el pollo; en otra las crêpes y en otra los bastones de pepino y de cebolleta y en un cuenco la salsa. La gracia es que cada comensal se fabrique sus propios rollitos, extendiendo un poco de salsa en cada oblea, colocando tiras de pepino y cebolleta y un poco de pollo, se enrolla ¡y a comer!!!!

Gratinado de espárragos con salmón

Hace mucho que no cocino. ¡Tanta cita gastronómica y tanto trabajo me lo impiden últimamente! Pero esta semana he hecho esta receta que aquí os dejo. Una vez más: apenas complicación y resultado más que «pintón». De esos platos con los que te metes a los invitados en el bolsillo. Se trata de un Gratinado de espárragos con salmón y ahí va.

Utilizaremos para 4 personas: 16 espárragos verdes gruesos, 3 lonchas de salmón ahumado, 2 huevos cocidos y cebollino para decorar. Para la bechamel: 1/2 litro de leche, 50 gramos de mantequilla, 50 gramos de harina, sal, pimienta blanca, 100 g de queso rallado; una cucharadita de mostaza de Dijon y una cucharadita de miel

Empezamos utilizando un pelador para eliminar toda la parte trasera del espárrago y dejarlo casi blanco -esta zona es la que más fibras tiene y no nos interesan en absoluto porque son muy desagradables a la hora de comer-. Los cocemos en una cazuela con agua hirviendo y sal. A nosotros nos gusta que queden al dente así que con 3 minutitos de cocción será suficiente. Los escurrimos y los pasamos por agua con hielo para que mantengan la tersura y el color.

Elaboramos una bechamel al estilo tradicional: Fundimos la mantequilla en un cazo o una sartén -que sepamos que no se nos pegue-; añadimos la harina y la rehogamos; poco a poco vamos incorporando la leche y diluyendo, sin parar, con una varilla. Salpimentamos -también le queda muy bien una pizca de nuez moscada, pero sin pasarse-. y la dejamos cocer durante unos 6-7 minutos. Añadimos la mostaza y la miel y mezclamos bien.

En una bandeja de horno, ponemos los espárragos y los cubrimos con las lonchas de salmón ahumado y el huevo duro picado. Cubrimos con nuestra salsa bechamel aromatizada con mostaza y miel y espolvoreamos con queso rallado. Lo metemos en el horno a gratinar hasta que se dore y… ¡ya me contaréis qué os parece!

100 recetas infalibles

Conozco a Álvaro Castro y a Rosa Tovar desde hace años y siento por los dos una enorme admiración. El primero, por su trabajo como periodista de gastronomía y viajes y la segunda como escritora, profesora de cocina y una de las mujeres con mayor cultura gastronómica de nuestro país.
Así que no podía decir que no a la invitación que me hacía Álvaro a su casa, con motivo del lanzamiento del libro que han escrito, mano a mano, él y Rosa. Se titula «100 recetas infalibles» (16€ editorial RBA, ilustraciones muy chulas a cargo de Félix Díaz de Escauriaza) y os lo recomiendo como libro de cocina indispensable en vuestra biblioteca. Para mi es el nuevo «1080 recetas» de Simone Ortega, pero adaptado a los nuevos tiempos, ideal para aquellos que empiezan a hacer sus primeros pinitos en la cocina, pero también muy recomendable para los que ya tenemos algunas nociones culinarias más.
Se trata de recetas completamente probadas por Álvaro y Rosa -me contaron que se lo habían pasado genial haciéndolas y preparando el libro- y, además, incluyen numerosos consejos e información adicional. Me encantan las distintas opciones de «variaciones», «con ayuda», «truco de experto» y «dale un toque».

 

El recetario se divide en tres partes: básicos, recetas y menús. En la primera podemos encontrar una guía de salsas y aliños además de un pequeño diccionario y la descripción de las técnicas primordiales de cocina. Las recetas de la segunda parte se organizan en once subapartados (aperitivos, ensaladas, carnes, verduras, postres…). Finalmente, en la tercera parte, se sugieren algunos menús para organizar las recetas en función de nuestros gustos.
Para la ocasión, Rosa y Álvaro nos prepararon, por supuesto todo sacado del libro, unas Croquetas de toda la vida (no os las perdáis porque tienen truco, y truco muy muy práctico para no tener que andar friendo…) esta vez de gamba y en concha de zamburiña -página 81-; Dips de remolacha, mousse de roquefort y babaganoush -página 103-; Pastel de cabracho triunfador con salsa liberal y ensalada de canónigos -página 285-; Bouef à la ficelle con salsa de calabaza, mostaza y encurtidos -página 218- y Apple Crumble con crema inglesa -página 309-. ¡Hasta el pan, delicioso, lo hicieron ellos! ¡Un lujo!

 

Espero que «100 recetas infalibles se convierta en un éxito!

Fideos con cigalas

¡Cómo se nos acumula el trabajo después de las Navidades! Llevo un tiempo sin venir porque me ha sido materialmente imposible. Espero no tardar tanto la próxima vez. Me estreno por segunda vez en el mes de enero con una receta que preparé el otro día y que encantó a mis comensales. No se tarda mucho en preparar y podemos sentar a comernosla con el resto de invitados.

Se trata de una Fideuá de cigalas. Para 4 personas vamos a necesitar unos 250 gramos de fideos medianos; 6 cigalas; 1 hoja de laurel; 1 cebolla; 1 pimiento verde; 1 diente de ajo; Perejil picado; Albahaca picada; 1 vaso de tomate frito casero; Sal; Aceite y agua.

Empezamos pelando las cigalas y hacemos un caldo con agua, las cabezas y las cáscaras. Reservamos los cuerpos.

Picamos la cebolla, el pimiento verde y el ajo y los rehogamos en una cazuela empezando por el ajo, seguido de la cebolla y, por último, el pimiento verde. Echamos un poco de sal.

Agregamos los fideos y les damos una vuelta. Incorporamos la salsa de tomate y la albahaca picada. Echamos el caldo y dejamos cocer hasta que la pasta esté lista. Unos 3 minutos antes de terminar la cocción, agregamos los cuerpos de las cigalas y servimos con perejil picado por encima. ¡A comer inmediatamente!

Receta de la amistad

Está un poco vista… pero ahí va… para todos MIS AMIGOS y MI FAMILIA. Lleva ingredientes que ni se compran ni se venden, pero se pueden conseguir si nos trabajamos bastante la receta y probamos a hacerla muchas veces para que nos quede en su punto… a ser posible todos y cada uno de los días de nuestra vida.

¿Qué necesitamos? Muchos kilos de amor; 4 kilos de sentido del humor; 2 ó 3 kilos de paciencia; 4 kilos de confianza; 3 kilos de lealtad; 2 kilos de valor; 5 kilos de ternura; 6 kilos de honestidad; 4 kilos de sensibilidad; 7 kilos de comprensión y ¡todo el optimismo del mundo acompañado de sonrisas varias!

En tu corazón, incorpora en primer lugar el amor. Es el ingrediente principal y el que va a lograr que todos los demás se mezclen bien. Luego añade la paciencia, que ayudará a fortalecer la comprensión. Pero no te olvides del sentido del humor.

Agrega la confianza, la lealtad y la honestidad. Echa el valor para que la mezcla coja fuerza y quede perfecta. Añade la sensibilidad, para que no se endurezca demasiado y con la ternura y el optimismo la receta quedará ¡en su punto! Si la decoras con unas cuantas sonrisas, ¡estará deliciosa!
Ya tenemos todos los ingredientes mezclados y, si lo hemos hecho bien, ¡ya no se pueden separar! Así, tendrás lista la verdadera amistad. ¡Espero que os guste! No hay receta mejor que ésta en la vida.
¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!

Brochetas de pavo al brandy

Hoy os dejo una receta que podéis hacer estas Navidades y que es una alternativa al tradicional pavo. Una vez más, es de «las mías», de esas que no implican tirarse la mañana entera en la cocina. Podéis preparar las brochetas, a falta de cocinarlas en el último momento, y hacer con antelación la guarnición.

Vamos a necesitar: 4 pechugas de pavo; 1/2 kilo de cebollitas francesas; 2 limones; 3 dientes de ajo; 1/2 vasito de brandy; sal; pimienta; aceite de oliva virgen extra y unas ramitas de tomillo. Para la guarnición: 300 g de setas variadas; 1/2 brik de nata; un poco de mantequilla; 1 puerro; sal y pimienta

Para la elaboración, seguid estos sencillos pasos:

Cortamos las pechugas en dados no muy grandes para que se maceren y se cocinen bien por dentro.

En un bol,  incorporamos el brandy, el zumo de dos limones y los ajos machacados en un mortero con las ramitas de tomillo. Salpimentamos las pechugas y las metemos en esta mezcla. Las dejamos macerar unas 3-4 horas.

Mientras, preparamos la guarnición. Ponemos a saltear las setas picadas -si no son frescas, las rehidratamos- con el puerro picado en un poquito de mantequilla. Añadimos la nata, salpimentamos y dejamos reducir.

Pinchamos los dados de la carne de pavo en unas brochetas de madera intercalándolas con las cebollitas francesas. Las cocinamos a la plancha por todos los lados.

Servimos las brochetas con la salsa de setas. ¡Que disfrutéis!

Samosas de verduras

Después de una época hasta arriba de trabajo, reaparezco con esta receta y prometo postear algo más en estos días… Ay, las pre-navidades, ¡cómo son, nos matan casi tanto como las propias fiestas en sí!

¡Vamos con esas samosas! O lo que es lo mismo: Empanadillas indias rellenas de verduras. Fáciles de preparar e ideales para un aperitivo. Eso sí, os recomiendo comerlas recién hechas, para mí frías pierden mucho. Pero también hay un truquillo: podéis hacer más cantidad y congelarlas sin freír.

Lista de ingredientes: Láminas de pasta filo; 1 patata; 2 zanahorias; 1/2 bolsa de espinacas; 1 cebolleta; 1 calabacín; cilantro molido; comino molido; cúrcuma; jengibre en polvo; aceite de oliva y sal

Empezamos pelando y cortando las verduras en daditos: cebolleta, patata, zanahoria y calabacín. Troceamos también las espinacas.
En una sartén con aceite de oliva, sofreímos la cebolleta. Luego agregamos las zanahorias, las patatas y, por último el calabacín. Rehogamos y al final incorporamos las espinacas. Sazonamos y agregamos las especias al gusto -¡ojo con pasarse!- Echamos un pelín de agua y la dejamos reducir.

Ahora, cortamos rectángulos alargados de la pasta filo y ponemos una cucharada de relleno en la esquina de cada uno, para ir doblándolos de forma que nos quede un triángulo.

Freímos nuestras samosas en aceite caliente y cuando estén doraditas, las secamos con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y las servimos con unas ramitas de cilantro fresco. ¡Espero que las disfrutéis!

Chipirones en su tinta

En esta ocasión, os voy a dar la receta de uno de los platos más clásicos del recetario tradicional que a mi, particularmente, me encanta. Los chipirones en su tinta son un poquillo engorrosos de preparar -por la limpieza que requieren aunque ya se pueden comprar limpios y nos ahorramos el trabajo- pero después del resultado, ¡merece la pena!

Necesitamos:  1 kilo de chipirones; 4 bolsitas de tinta; 2 cebollas grandes; 1 pimiento verde; 1/2 vaso de salsa de tomate; 3 dientes de ajo; 1/2 litro de caldo de pescado; 1/2 vaso de vino blanco, aceite de oliva y sal
¡Vamos con la elaboración! Empezamos limpiando muy bien los chipirones pasándolos por agua y dándoles la vuelta para que le podamos retirar todo el interior. Ahora, los salteamos en una cazuela con aceite de oliva. Los sacamos y los reservamos.

Cortamos en juliana la cebolla y el pimiento verde y en esa misma cazuela, con el aceite que ya tenemos, los rehogamos junto a los dientes de ajo picados.

Incorporamos los chipirones, un poco de salsa de tomate y los rehogamos para después echar un chorrito de vino blanco y dejar que reduzca. Ahora, agregamos el caldo de pescado y cocemos a fuego lento durante unos 45 minutos.
A la mitad de la cocción, añadimos las bolsitas de tinta. Dejamos que terminen de hacerse, sacamos los chipirones de la salsa y la trituramos con la batidora. Volvemos a incorporarlos y dejamos hervir un par de minutos. Probamos y rectificamos de sal. El acompañamiento ideal de los chipirones en su tinta es el arroz blanco, ¡sin dudarlo!

Nota: Si nos queda muy clarita la salsa, podemos añadir un poco de pan frito cuando la trituremos para darle consistencia.

Sopa de marisco y pescado

Aunque todavía no hace mucho frío ya van apeteciendo guisitos y platos de cuchara. Inauguro la temporada otoñal con esta Sopa de marisco y pescado.

Los ingredientes que necesitamos son: 200 gramos de sémola; 150 gramos de gambas; 150 gramos de almejas; 150 gramos de calamar troceado; 150 gramos de rape; 1 cebolla; 1 tomate; 2 litros de agua; aceite de oliva y sal.

Vamos con la elaboración: Lavamos bien las gambas y las almejas. Pelamos las gambas y reservamos los cuerpos. Ponemos el agua en una cazuela e incorporamos el rape, el calamar, las cabezas y las cáscaras de las gambas y las almejas. Cocemos por espacio de 30-40 minutos a fuego medio.

Colamos el caldo, quitamos los bichos de las almejas y desechamos las cáscaras.

Ponemos aceite en una cazuela y sofreímos la cebolla y el tomate picados. Sazonamos. Incorporamos nuestro caldo ya colado y dejamos que hierva unos minutos.

Añadimos el calamar, el rape, los cuerpos de las gambas, las almejas sin cáscara y la sémola. Hervimos durante diez minutos ¡y servimos! ¡Espero que os guste!

Tarta de dos mousses

Este fin de semana voy a preparar esta tarta para el cumpleaños de mi amiga María. Es una receta que he sacado fundiendo otras recetas distintas. No es muy complicada y el resultado suele conquistar a todos los comensales. Se trata de una tarta de dos mousses. ¡Vamos allá!

Para el bizcocho genovés, necesitamos: 4 huevos gordos, 100 gramos de azúcar y 100 gramos de harina.

Esta será nuestra base. Se baten los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla de color blanquecino. Echar la mezcla en un bol grande e incorporar la harina tamizándola poco a poco. Volcar el resultado en una bandeja de horno engrasada y enharinada o en un molde rectangular antiadherente. Hornear unos 15-20 minutos a unos 170ºC

Para la mousse de chocolate blanco, necesitamos: 1 tableta de chocolate blanco; 1/2 kilo de nata montada; 50 gramos de azúcar y 3 hojas de gelatina

Se derrite el chocolate en el microondas. Se remojan las hojas de gelatina en agua y se van incorporando al chocolate caliente con una varilla para disolverlas. Añadir el azúcar y la nata montada con movimientos envolventes para que todo se mezcle bien. Echar el resultado sobre la base de bizcocho.

Para la mousse de chocolate negro, necesitamos: 1 tableta de chocolate negro especial postres; 1/2 kilo de nata montada; 50 gramos de azúcar y 3 hojas de gelatina

Se derrite el chocolate en el microondas. Se remojan las hojas de gelatina en agua y se van incorporando al chocolate caliente con una varilla para disolverlas. Añadir el azúcar y la nata montada con movimientos envolventes para que todo se mezcle bien. Echar el resultado sobre la mousse de chocolate blanco.

Hay que dejar enfriar en la nevera, como mínimo, 4 ó 5 horas.

Guiso de patatas y setas

Os dejo una receta aprovechando que estamos en temporada de setas. Podéis hacer este plato con las que más os gusten y, una vez más, veréis que es muy facilito de preparar.

Los ingredientes que necesitamos son: 500 gramos de patatas, 300 gramos de setas variadas, 1 cebolla, caldo de ave suave, aceite de oliva virgen extra, perejil, una hoja de laurel, sal y pimienta

Para la elaboración, limpiamos bien las setas y las metemos 30 segundos en agua hirviendo para escaldarlas. Las sacamos del agua, las secamos y las cortamos en tiras. Picamos la cebolla en juliana -tiras finas- y la sofreímos en una sartén honda con aceite de oliva junto con las setas.

Pelamos las patatas y las troceamos -mejor si las «chascáis», es decir meter el cuchillo y levantar para que queden aristas, cuyo almidón luego servirá para ligar el caldo-. Se las añadimos a las setas y las rehogamos. Echamos el caldo de ave y salpimentamos. Incorporamos la hoja de laurel. Cocinamos a fuego medio durante una media hora. A la hora de servirlo, le quitamos el laurel y espolvoreamos con perejil picado.

Si nos gusta darle un toque picante, podemos incorporar al sofrito de las setas una cayena. ¡También queda riquísimo!

Tarta Sacher

Hoy os voy a dar una receta dedicada a mi amigo Pablo, apasionado de esta tarta de origen vienés, que está para chuparse los dedos. Esta es la tarta Sacher.

Ingredientes para el bizcocho:
4 huevos, 90 gramos de mantequilla, 75 gramos de azúcar glass, 90 gramos de cobertura de chocolate, 100 gramos de azúcar, 90 gramos de harina y 5 gramos de levadura en polvo.

Precalentar el horno a 175ºC.

Derretir ligeramente la mantequilla dejándola cremosa. Añadir el azúcar glass e incorporar el chocolate fundido. Agregar las yemas, de una en una y mezclar bien el conjunto.

Montar las claras a punto de nieve con los otros 100 gramos de azúcar. Incorporarlas a la mezcla anterior con mucho cuidado y agregar la harina y la levadura tamizada. Engrasar y enharinar un molde y volcar la mezcla. Hornear unos 30 minutos a 175ºC

Ingredientes para la cobertura:
2 cucharadas soperas de leche; 50 gramos de azúcar glass, 40 gramos de mantequilla y 250 gramos de cobertura de chocolate

En un cazo calentar las dos cucharadas soperas de leche con el azúcar glas. Retirar del fuego y añadir el chocolate troceado y la mantequilla. Mezclar bien hasta que el chocolate se deshaga del todo.
Final:
Cortar el bizcocho en dos y rellenar con mermelada de albaricoque. Cubrir con la salsa de chocolate y dejar enfriar.

Lomo a la cerveza

Os dejo otra receta de las mías, esta vez con una carne y una salsita de cerveza. Se trata de un lomo a la cerveza, todo un clásico.

Los ingredientes que necesitamos son; 1 kilo de lomo de cerdo para asar; 1/2 litro de cerveza; hierbas aromáticas; 1/4 kilo de cebollitas francesas; aceite de oliva virgen extra; 1/2  vasito de vinagre; sal y pimienta

Lo primero de todo es atar con hilo de cocina el lomo y meterlo en una bandeja de cristal. Incorporamos el vinagre, un poco de aceite de oliva, las hierbas aromáticas y salpimentamos. Hay que dejarlo marinar unas 24 horas y de vez en cuando moverlo para que se empape bien.

Al día siguiente calentamos aceite en una cazuela, sacamos la carne de la marinada y la doramos por todos los lados.

Añadimos las cebollitas peladas y las doramos también. Una vez bien dorada la carne, le agregamos el líquido de la marinada y la cerveza. Lo tapamos y lo dejamos cocinar a fuego medio durante una hora. Sacamos la carne, la reservamos, y dejamos reducir la salsa a fuego fuerte.

Quitamos el hilo de la carne y la cortamos en lonchas finas. La servimos con la salsa y con la guarnición que más nos guste: arroz blanco, puré de patatas, manzanas asadas…

Bizcocho de almendra aromatizado

Ayer probé a hacer este bizcocho que me inventé sobre la marcha y me gustó mucho el resultado. Os invito a que lo hagáis. Es muy rápido y es magnífico para desayunar o para tomar con un café a media tarde.

Ingredientes:
1 taza y media de harina de repostería; 1 taza y media de almendras molidas; 2 tazas de azúcar; 1 taza de mantequilla; 3 huevos; el zumo de una naranja; ralladura de naranja; ralladura de limón; 1 cucharada de levadura en polvo; azúcar en polvo y un poco de mantequilla o aceite para engrasar el molde

Empezáis separando las yemas de las claras de los huevos. Batís las yemas con el azúcar en un bol. Añadís la harina y la levadura tamizadas. Incorporáis la taza de mantequilla derretida, el zumo de naranja y las ralladuras. Mezcláis todo muy bien mezclado.

Ponéis las claras a punto de nieve y se las echáis a la mezcla anterior mezclando con movimientos envolventes para que luego la masa quede esponjosa. Cuando estén bien integradas, volcáis esta masa sobre un molde engrasado con un poco de mantequilla o aceite. Hornead unos 45 minutos a 180ºC en un horno precalentado previamente. Y…. ¡voilá, ya lo tenemos!

Cuscús de pollo y verduras

Recetas de cuscús hay un millón pero yo os voy a dar la mía. Puede que no sea la más ortodoxa pero está muy rica y, lo más importante, es muy fácil y rápida de preparar. Como sabéis es un plato que procede del Magreb, que abarca Marruecos, Argelia y Túnez.

Para nuestro cuscús necesitamos: 2 filetes de pechuga de pollo; 2 zanahorias; 1 calabacín; 1 berenjena; 2 tazas de caldo de pollo y verduras (podéis utilizar el que viene en tetra brik); 2 tazas de cuscús; unas pasas; aceite de oliva; sal;  curry, comino y/o canela al gusto

¡Vamos con la elaboración! Trocear en dados el pollo, las zanahorias, el calabacín y la berenjena -ésta sin piel-. Saltear las verduras en una sartén con un poco de aceite de oliva y echar sal al gusto -no os paséis porque el caldo ya lleva su sal correspondiente-. Cuando estén medio hechas, añadis el pollo y lo cocináis.

Ahora, poned a calentar el caldo en el microondas. En un recipiente tenéis que poner el cuscús y añadir el caldo caliente removiendo para que la pasta se hidrate bien. Después de unos minutos, le incorporáis las verduras y añadís las pasas.

Condimentad con las especias que más os gusten: curry, cominos, canela, guindilla… A mí particularmente me gusta con alguna de las 3 primeras y un pelín de picante. Probad a hacerlo más veces y vais variando hasta que encontréis vuestra forma preferida.

Bonito con tomate

Vamos allá con esta receta con la que os garantizo que os chuparéis los dedos.

Tenéis que comprar: 1/2 kilo de bonito del Norte cortado en cubos; 4 tomates maduros; 1 pimiento verde; 1 cebolla; 1 vaso de vino blanco; aceite de oliva virgen extra; sal; azúcar, pimienta y un poco de tomillo

Empezamos con la elaboración: tenéis que salpimentar los dados de bonito, pasarlos por harina y freírlos en una sartén con aceite. Secadlos sobre papel de cocina para quitarles el exceso de grasa.

Escaldad los tomates un par de minutos en agua hirviendo para quitarles la piel y troceadlos.

Ahora hay que picar la cebolla y el pimiento verde y sofreírlos en otra sartén honda con aceite. Añadir el tomate y un poco de sal y sofreír hasta obtener una salsa. Añadir el vino blanco y dejar que se evapore el alcohol. Echar un poquito de azúcar y agregar el tomillo.

Incorporar los dados de bonito, probar de sal y dejar cocinar a fuego lento hasta que se trabe todo el conjunto, que será en unos 15 ó 20 minutos.

¡Ya tenemos nuestra receta de bonito con tomate lista! ¡Espero que os guste!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies